EL ZOOLÓGICO DE CALI LE DA UNA NUEVA VIDA  A UN MONO CHURUCO VÍCTIMA DEL TRÁFICO ILEGAL

 

Varias escenas del 13 de julio de este año quedaron grabadas en los corazones de la familia y de los visitantes del Zoológico de Cali: fue el comienzo de una nueva vida para Diego, un mono churuco víctima de tráfico de fauna silvestre.

 

La historia de Diego comenzó hace más de nueve años cuando ingresó al Centro de Atención a Fauna Silvestre, administrado, en ese entonces, por la Fundación Zoológica de Cali y el Dagma.

 

Llegó víctima del tráfico ilegal de fauna silvestre. Esta especie es traficada para comercializarla como mascota, para consumo humano, y su hábitat ha sido diezmado exponencialmente, siendo estas las problemáticas que tienen a esta especie en peligro de extinción.

 

Esta triste etapa de su vida, le dejó unas huellas imborrables: tiene un problema en el corazón. Los exámenes médicos que le hicieron desde el primer momento en el que llegó al Zoológico de Cali, demostraron dilatación cardiaca; el electro indicó alteraciones; y la valoración del cardiólogo veterinario no fue la más positiva. Desde ese momento se supo que Diego tendría que consumir medicamentos durante toda su vida para controlar su enfermedad, consecuencia del estrés sufrido.

 

Afortunadamente, ahora Diego tiene una nueva vida. Se integró a una familia de hembras de su especie que habita en Jaziquima. Para ello, Diego tuvo un proceso de entrenamiento y posterior acercamiento a las habitantes de este lugar. El procedimiento fue todo un éxito y el cambio para este luchador ha sido positivo.  

 

Para la familia del Zoológico de Cali es muy gratificante contribuir al mejoramiento de vida de estas especies víctimas de este desgarrador fenómeno. Sin embargo, se desea que en algún momento deje de ocurrir.