Una cría del único oso nativo en Suramérica de siete meses de edad que acaba de salir a su nuevo hogar

 

 
 

Esta semana los visitantes del Zoo han podido conocer a la bebé osita de anteojos que salió por primera vez de la madriguera.  El 11 de julio del 2016, todos los trabajadores del Zoológico de Cali sintieron una alegría inmensa tras el nacimiento de una osita de anteojos. La cría es hija de Dana, una osa de 14 años y 10 meses de edad y Congo, un macho de 18 años y 11 meses de edad.

 

La pequeña se encuentra en proceso de exploración de su hábitat, olfateando con curiosidad, caminando con ansias de saber qué se encontrará, trepando su árbol, disfrutando por completo de la adecuación que el equipo de Bienestar Animal realizó al espacio porque, por supuesto, el lugar debía tener condiciones especiales para el óptimo desarrollo de la cría.

 

La osita tiene dos hermanas, Manoba y Wii, hijas también de Dana y su compañero Congo, un oso que fue víctima del tráfico ilegal de fauna cuando era tan sólo un bebé, época en la que fue decomisado por las autoridades ambientales y comenzó una nueva vida en el Zoológico de Cali.

 

Además del tráfico de fauna, esta especie se encuentra en riesgo principalmente por la pérdida, degradación y fragmentación de su hábitat. Realidad que es lamentable no sólo por el valor que tienen absolutamente todas las especies de fauna, sino también porque este es el único oso de Sur América y es una de las especies más importantes y representativas de los ecosistemas de Colombia: es dispersora de semillas, protectora de recursos naturales y su comportamiento contribuye a la protección de otros animales en su hábitat.

 

En las próximas semanas el Zoológico de Cali publicará unas opciones de nombres de origen indígena, para que toda la comunidad pueda votar por el que más le guste y entre todos escojamos el nombre de este nuevo miembro de la familia.